, , ,

CALDO DE HUESOS COCCION LENTA 24 HORAS. LITRO

Availability:

7 disponibles


Tienda ubicada en Antofagasta, Envíos a Todo Chile (Por pagar)

$10.000

7 disponibles

CALDO DE HUESOS : UN SUPER ALIMENTO PARA EL SISTEMA DIGESTIVO:

El caldo de huesos es el líquido resultante de cocer a fuego muy lento (24 horas, en este caso) principalmente huesos y otras partes de animales junto con verduras, especias y sal (algunos la omiten). Se puede utilizar como bebida nutritiva y sanadora y para usarlo como base en sopas, guisados y salsas. Hasta se pueden cocinar los cereales y legumbres en caldo para que sean más ricos y nutritivos con una mayor diversidad de vitaminas y minerales. El caldo hace que el plato más soso se vuelva rico y lleno del sabor “umami”. Umami es el sabor sabroso y robusto de la proteína.

El caldo es anti-inflamatorio lo cual es muy bueno, ya que ahora la inflamación excesiva está vinculada con la manifestación de casi todas – o todas – las enfermedades crónicas El caldo de huesos es rico y nutritivo. Es un superalimento milenario que nutre las células del intestino, especialmente del intestino delgado, donde ocurre 90 % de la absorción de los nutrientes del tracto digestivo. El caldo de huesos es un verdadero “superalimento” pero, aunque ahora se ha puesto de moda, el caldo para nada es un alimento nuevo. De hecho, el caldo es milenario. Es considerado como uno de los alimentos más importantes que existe para sanar el sistema digestivo. Incluir el caldo de huesos en tu menú diario tendrá un efecto positivo y casi inmediato sobre tu salud intestinal y por ende, sobre la salud de todo tu organismo, porque en el intestino no solo nace la enfermedad sino también la salud.

La composición de aminoácidos en la proteína animal varía según la parte del animal que comes, sea carne magra, huesos, cartílago o vísceras. Nuestros ancestros comían o usaban todo el animal, sin desperdiciar ninguna parte. Así también ellos recibían un perfil más completo de nutrientes de origen animal.  Los aminoácidos que encontramos en el caldo de huesos existen en mucha más abundancia que en cualquier otra parte del animal cocido.

Su especial composición de aminoácidos es una gran razón por la cual el caldo nos ayuda a “sellar” el revestimiento de una pared intestinal excesivamente permeable. Los aminoácidos más abundantes en el caldo de huesos son:

Glicina: La glicina es el aminoácido más simple, utilizado como base para fabricar otras sustancias en el cuerpo como el glutatión. El glutatión es un antioxidante fabricado dentro del propio cuerpo; juega un papel sumamente importante en la desintoxicación. El caldo de huesos te ayuda a desintoxicar el cuerpo.

Prolina: Necesitamos la prolina para generar colágeno y así tener una piel sana y hermosa. También lo necesitamos para hacer cartílago y tener un sistema esquelético sano y fuerte.

Glutamina: Necesitamos mucho de este importantísimo aminoácido para sanar el revestimiento intestinal y por ende todo el cuerpo, ya que la salud empieza en el intestino. La glutamina también fortalece al sistema inmunológico y forma parte de la construcción de los músculos. Es alimento para las células del revestimiento intestinal.

Alanina: La alanina es un aminoácido que juega un papel relevante en la función del hígado y en el metabolismo de la glucosa. Según la Dra. Kaayla Daniel, los deportistas pueden suplementarse con alanina – en forma de caldo – para ayudar a crear más masa muscular.

Salud de las articulaciones y de la piel: El caldo también está lleno de proteoglicanos. Proteo quiere decir proteína y glicanos o glykos, dulce. Son azúcares y proteínas juntos. El ácido hialurónico es un tipo de proteoglicano que ayuda a que el caldo se vuelva gelatinoso en la nevera (el refrigerador).“El ácido hialurónico lubrica y amortigua las articulaciones, los músculos, los huesos y otras partes móviles, y es un componente importante del líquido sinovial que transporta los nutrientes al cartílago y elimina los desechos de la cápsula articular. Cada célula del cuerpo contiene algo de ácido hialurónico, pero se concentra en las articulaciones y en los tejidos de la piel. Eso significa que también se concentra en el tejido de la “piel” que recubre el tracto intestinal. Debido a que el ácido hialurónico esté presente solo tres días en la mayor parte del cuerpo y menos de un día en la piel, el cuerpo necesita generarlo continuamente y en abundancia … Incluir mucho caldo en la dieta es una buena política. Y una receta para una piel radiante”.

Como consumir:

Puedes tomar el caldo, únicamente, en una taza – como si fuera un café – con sal y con las especias que tú quieras. Es rico, caliente, nutritivo y proteínico para empezar bien el día.

Puedes usar el caldo para cocinar los cereales y las legumbres – en vez de usar agua, o con una mezcla de agua y caldo – y así hacerlos más fáciles de digerir ¡y más nutritivos!

Contenido: 1 litro.

Ingredientes: Agua purificada, huesos de vacuno nacional, vinagre de manzana orgánico, cebolla, zanahoria, ajo chilote, apio, laurel y sal rosada.

Cocción lenta: 24 horas.

Duración: 1 semana refrigerado.

En congelación: 6 meses.